Taller Babau

Taller Babau

Taller Babau

Confección y materiales

Diseñamos y confeccionamos con pasión en nuestro pequeño taller de Terrassa y utilizamos herramientas y procesos muy artesanales provenientes del mundo de la piel, esto nos permite llevar a cabo algunos acabados que de otra manera no se podrían hacer debido al grueso de los materiales que utilizamos.

Desde nuestros inicios nada más hemos hecho pasos hacia adelante y en lo referente a la calidad de los acabados, materiales y componentes que utilizamos, también. La utilización de cremalleras YKK es un claro ejemplo de nuestra apuesta por la calidad frente al precio.

¿Qué materiales utilizamos?

Utilizamos materiales reciclados como los cinturones de seguridad de coche que sitúan a nuestros bolsos entre los más resistentes del mercado. También utilizamos materiales nuevos provenientes del mundo de la tapicería tanto de interior como de exterior.

Todos estos materiales cumplen con la normativa REACH STANDARD y cuentan con muchas más propiedades que la mayoría de los utilizados en el sector de la marroquinería; resistencia, durabilidad, impermeabilidad, tratamientos antimanchas, antiácaros, ignífugos, etc. Son bastante más caros pero nos ayudan a ser diferentes del resto y fortalecer la imagen que queremos que se asocie a Babau.

Siempre que podemos trabajamos con proveedores de proximidad y de este hecho, de la confección local y la utilización de materiales reciclados, es de lo que nos sentimos más orgullosos.

Material Seatbelt: reciclamos el cinturón de seguridad de coche de toda la vida:

La estructura de este material está hecha de filamentos de poliéster PET y como su nombre indica, está fabricado pensando en la industria del automóvil. En el mundo de la automoción se pasan exhaustivos controles de seguridad para todos los componentes que tengan que ver con la fabricación y en el caso de los cinturones, al estar relacionados directamente con la seguridad, aún más si cabe. La fábrica que los produce se encuentra en la misma localidad que nuestro taller, Terrassa, y genera unos excedentes de producción y otras partidas taradas que nosotros aprovechamos para confeccionar nuestros bolsos irrompibles. A esta manera de reciclar se le llama “reciclaje pre-consumer” y tiene un encaje muy claro dentro de la economía circular hacia la que deberíamos acercarnos como sociedad.


Es un material muy resistente, tanto, que va mucho más allá de lo necesario para confeccionar un bolso. Por otro lado, la misma razón por la que consigue esa gran resistencia, la densidad de su construcción, también genera uno de sus pocos defectos, el peso. Podríamos decir que un bolso hecho de cinturones de seguridad puede pesar aproximadamente lo mismo que otro de tamaño similar hecho de cuero.

Material Grain:

El material Grain, pese a parecer un textil, el cuerpo está hecho de un material plástico de muchísima calidad con el sello Sanitized® y el certificado OEKO-TEX®, que garantiza una mayor calidad del producto en términos de salud y sostenibilidad. Creado para su uso en exteriores (terraza, jardín, automoción o náutica), sus propiedades están muy por encima de de los utilizados para la confección de un bolso o mochila convencionales.

Es muy resistente, impermeable, ignífugo, antibacteriano y un largo etc de propiedades que hacen que tu bolso babau sea uno de los más funcionales del mercado también gracias a su material de fabricación.

En el caso Grain hablamos de un gramaje de 330 g/m2 y un acabado llamado “Easy Clean”. Esta tecnología permite eliminar incluso las manchas difíciles sin la necesidad de agentes químicos de limpieza, simplemente usando agua, las manchas como las de salsa de tomate, de café y de tinta, se pueden quitar fácilmente.

Mantenimiento y limpieza

Para mantener un Babau de las colecciones Grain como nuevo, recomendamos una limpieza rápida ya que los acabados técnicos de los que disponen, permiten que fluidos con diferentes viscosidades, se mantengan en la superficie antes de ser absorbidos por los tejidos.

Es importante actuar sobre las manchas de forma inmediata para que no se absorban. Para las manchas persistentes como la tinta de bolígrafo o rotuladores, utilizar un paño humedecido en agua templada y un poco de alcohol, vinagre blanco o algodón con leche desmaquillante, pese a estos intentos es posible que no desaparezcan del todo. Para manchas clásicas como tomate, chocolate, café, aceite, etc, con un paño húmedo con jabón, debería ser suficiente.

Pese a que los materiales plásticos sean de mucha calidad y disfruten de acabados específicos anti manchas, la migración de pigmentos, tinturas y colorantes como los utilizados en el denim de algunos tejanos, pieles, microfibras, etc., es un efecto prácticamente irreversible, sobre todo en los materiales que son de colores más claros.