Materiales

RECOMENDACIONES

La resistencia de todos los materiales que utilizamos te dará un rendimiento más que suficiente como para que tu Babau te acompañe durante años.

Si le das un uso normal a tu Babau, usándolo cada día pero cuidándolo mínimamente como se acostumbra a hacer con algo que valoras, no hará falta que leas ninguna de las indicaciones que te encontrarás más abajo, simplemente escoge el que más te guste.

Si, en cambio, le vas a dar un uso muy muy intensivo sin preocuparte de las superficies donde lo dejas (en el suelo en la calle, en el del metro, etc), si caminas mucho por la ciudad y tu bolso o mochila va a rozar diferentes tipos de paredes, etc, entonces léete las características de cada material para escoger bien el más adecuado para ti. Y recuerda, por muy resistentes que sean los materiales que utilizamos, siempre hay un límite, un límite que hemos visto cruzar en alguna ocasión.

¿Qué materiales utilizamos?

Las materias primas que utilizamos son en una gran parte de proveedores de proximidad o, como mínimo, de procedencia europea. Los requerimientos de las normativas europeas velan por nuestra salud y medioambiente así que cualquiera de los fabricantes con los que trabajamos se rigen por estas normas.

Todos nuestros materiales cumplen con la normativa REACH STANDARD y cuentan con muchas más propiedades que la mayoría de los utilizados en el sector de la marroquinería; impermeabilidad, tratamientos antimanchas, antibacterianos, antiácaros, ignífugos, etc.

Son bastante más caros pero nos ayudan a ser diferentes del resto y fortalecer la imagen que queremos que se asocie a Babau.

Nuestros filtros

Para nosotros, la elección de un material tiene que pasar obligatoriamente por dos filtros:

El primero es el de la imagen, tiene que aportar un color y textura que nos encaje con lo que buscamos para la temporada concreta. Tiene que gustarnos y tiene que ser atractivo.

El segundo engloba, la procedencia, durabilidad y la facilidad para trabajarlo. Siempre que podemos utilizamos materiales reciclados pero cuando no encontramos ninguno que pase el primer filtro, usamos tejidos nuevos que nos aporten mucha resistencia y durabilidad. En nuestro caso utilizamos materiales diseñados para el mundo de la tapicería tanto de interior como de exterior (jardín, náutica, etc).

Piel

En la industria alimentaria se genera diariamente una cantidad ingente de residuos que acaban en vertederos o siendo incinerados, produciendo un impacto muy negativo en el medioambiente. La industria de la piel recicla una parte del subproducto generado transformándolo en una materia prima fantástica para fabricar artículos de larga duración.

El problema reside en la manera en la que se lleva a cabo este “reciclaje” o curtido. El 80% de las operaciones de curtido de pieles en todo el mundo están hechas al “cromo”, que es la más contaminante de todas las modalidades por los componentes que se utilizan durante el proceso; metales pesados, tintes y otros químicos nocivos además de un ingente consumo de agua y energía. Su uso ha sido y es una preocupación por el gran impacto medioambiental que provoca.

Las pieles con las que confeccionamos nuestros bolsos y mochilas están tratadas mediante un proceso innovador en la conservación de la proteína, siendo así una alternativa mucho más sostenible a cualquier tipo de curtición.

El sello BioCuir® certifica que todas las pieles que utilizamos están exentas de cromo, de metales pesados y otros contaminantes. Que los pigmentos con los que se tiñen proceden de raíces, frutos, cortezas de árbol, etc. Que para todo el proceso se ha utilizado un 30% menos de energía, un 50% menos de agua y que es 100% biodegradable. Al ser de origen orgánico, una vez completado su ciclo vital, vuelve a la naturaleza en forma de fuente energética, siendo así, una piel sostenible y más ecológica que prácticamente cualquier otra materia prima.

Hay una muestra de piel en la etiqueta de cada bolso o mochila que vendemos. Lávala en agua muy caliente y déjala que seque. Si repites este proceso más de 10 veces, verás cómo vuelve a su estado natural. El agua que hayas usado para lavarla no estará contaminada y en este estado la piel será 100% biodegradable.

Material Seatbelt

La estructura del cinturón de seguridad de coche está hecha de filamentos de poliéster PET y como su nombre indica, está fabricado pensando en la seguridad dentro de la industria del automóvil. En el mundo de la automoción se pasan exhaustivos controles de seguridad para todos los componentes que tengan que ver con la fabricación y en el caso de los cinturones, al estar relacionados directamente con la seguridad, aún más si cabe. La fábrica que los produce se encuentra en la misma localidad que nuestro taller, Terrassa, y genera unos excedentes de producción y otras partidas taradas que nosotros aprovechamos para confeccionar nuestros bolsos irrompibles. A esta manera de reciclar se le llama “reciclaje pre-consumer” y tiene un encaje muy claro dentro de la economía circular hacia la que deberíamos acercarnos como sociedad.

Es un material muy resistente, tanto, que va mucho más allá de lo necesario para confeccionar un bolso y sitúa a nuestros bolsos y mochilas, entre los más resistentes del mercado. Por otro lado, la misma razón por la que consigue esa gran resistencia, la densidad de su construcción, también genera uno de sus pocos defectos, el peso. Podríamos decir que un bolso hecho de cinturones de seguridad puede pesar aproximadamente lo mismo que otro de tamaño similar hecho de cuero.

La impermeabilidad que ofrece no es total pero la densidad del material proporciona una resistencia al agua superior a la gran mayoría de tejidos. 

Material Diamond

El material Diamond, tiene una textura compleja que en la distancia se asemeja a una malla de rombos. Está hecho de una capa de Vinilo 100% sobre otra de poliéster 100% y tiene un gramaje de 630 g/m2. Creado para su uso en exteriores (terraza, jardín y náutica), los acabados técnicos que incorpora este tejido están muy por encima de los necesarios para la elaboración de un bolso o mochila, es muy resistente, impermeable, ignífugo, antibacteriano y cuenta con protección a los rayos U.V.

Material Grain

El material Grain, pese a parecer un textil, está hecho de una capa superior de Vinilo 100% sobre otra de poliéster 100% y tiene un gramaje de 730 g/m2. El recubrimiento ADVANPROTECH le proporciona una mayor resistencia a la abrasión, evita el crecimiento de microorganismos y genera una excelente resistencia al manchado. Cuenta con el sello Sanitized® y el certificado OEKO-TEX®, que garantiza una mayor calidad del producto en términos de salud y sostenibilidad. Creado para su uso en exteriores (terraza, jardín, automoción o náutica), los acabados técnicos que incorpora este tejido están muy por encima de los necesarios para la confección de un bolso o mochila. Es muy resistente, impermeable, ignífugo, antibacteriano y cuenta con protección a los rayos U.V.

Material Rustik

En la colección Rustik, el cuerpo está hecho de un material textil de muchísima calidad 100% Polipropileno y con un gramaje de 260 g/m2.  Como todos nuestros materiales, también cumple con la Directiva Europea de Químicos (REACH).

Es un tejido creado para su uso en el sector de la tapicería y sus propiedades están muy por encima de los utilizados para la confección de bolsos o mochilas convencionales. Al ser un tejido, aunque  con un gramaje inferior, puede superar fácilmente en resistencia y durabilidad a cualquier plástico, además de ser más ligero. 

En este caso, la impermeabilidad que ofrece no sería total sino parcial.

*Advertencias: No utilizar lejías, ceras, quitamanchas, productos de vajilla u otras substancias disolventes.

Pese a que los materiales que utilizamos sean de mucha calidad y disfruten de acabados específicos anti manchas, la migración de pigmentos, tinturas y colorantes como los utilizados en el denim de algunos tejanos, pieles, microfibras, etc., es un efecto prácticamente irreversible en muchísimas superficies, sobre todo en los materiales que son de colores más claros. Recordad que si un Babau se mancha de esta manera, la culpa no es de los materiales que utilizamos, es de la prenda que destiñe, “el papel no tiene la culpa de que un rotulador lo pinte” ;)